Consultor, dale una leída a este material!

(y practicá inglés - que lo vas a necesitar -)

O te digo lo que lees en todos lados – o no.

“…que la Gestión del Talento en los últimos años acaparó el interés de la Dirección” o que…

“…se convirtió en una estrategia crucial para las organizaciones”, porque…

“…la gente es la que permite lograr los objetivos e implementar la estrategia”

o…

…te comparto algo que te sirva concretamente, en tu próxima reunión de / con RH.

Sea para discutir tus objetivos o, al momento de mostrar un ‘deliverable’ de tu gestión.

O al momento de contar con evidencia para influenciarlos…

Vamos por estas últimas.

Para empezar, dale una leída a este material, con el que me entreno y preparo muchas de mis presentaciones (click en la foto):

Recursos Humanos | Alejandro Delobelle

Buena semana!

Alejandro

__________________________

 

3 maneras de prevenir la ‘delegación en reversa’

(y volver a tomar el control de tus tiempos)

Sabés de qué hablamos cuando hablamos de delegar.

De hecho ya te mostré una metodología para hacerlo en este video,¿ te acordás?

Ok, avancemos un poco más.

El tema es cuando, habiendo hecho lo que te explicaba en el video, lo que delegaste, te vuelve. Como un boomerang.

Y no sería tan importante – ni merecería una publicación – sino fuera porque detiene tu crecimiento, limita el ejercicio de responsabilidad de tu gente, daña la confianza, impacta en resultados, no te permite terminar de administrar tu agenda, daña tu propia performance y… ¿sigo?

¿Por qué pasa esto?

NO por casualidad, sino como respuestas a 3 comportamientos comunes del líder (y te estoy hablando a vos):

1.   Sos un fanátic@ del control y del perfeccionismo (es tu (in)competencia de micromanaging manifestándose a pleno); [TIP: re enfocate en lo estratégico, urgente]

2.   En tu equipo hay algunos ‘vivos’ que la tienen muy clara cuando se trata de sacarse trabajo de encima y ‘devolverte’ la pelota’ – y vos no te das cuenta; [TIP: buscá que este modus operandi no se contagie al resto del equipo]

3.   En el medio del proceso de “delegación” te agarra la necesidad de ayudar, y te metés de más, tanto que la otra persona termina diciendo: “sabés qué? , hacelo vos”! (no hace falta que lo exprese literalmente – pero ya comenzó su proceso de desencanto). [TIP: nunca delegues lo que te gusta mucho hacer]

¿Y qué hacemos?

Vamos con 3 frases que tenés que tener a mano, para que no te suceda:

1.   “Te escuché sugerirme ideas para que lo hiciera distinto, pero vos, ¿qué harías? – Me interesa que esto lo trabajemos en equipo”

2.   “Quizás no me expliqué bien: no estaba pensando en algo que yo debería hacer sino que te preguntaba cómo vos podrías darle seguimiento a esto, para que no vuelva a pasarnos lo que nos pasó”

3.   “En tu evaluación de desempeño acordamos que la ‘orientación a resultados’ sería una de las competencias a trabajar este año… ¿No creés que es una buena oportunidad para ponerla en práctica? ¿Algo te lo impide?

(puede que la persona te diga: “sí, que es más fácil para vos, que tenés autoridad”,por lo que podrían decirle “claro, es más fácil para mi, pero es mejor para vos intentarlo”)

¿Te sirvió? ¿Conocés otras maneras de prevenirlo? Comentá aquí debajo si podés!

Saludos / Alejandro

___________________________

Cómo mezclar “Despacito”, Neurociencia y Entrepreneurship

(muéstrame el camino que yo voy...)

Cómo mezclar Despacito, Neurociencia y Entrepreneurship

Tan importante cómo ‘de dónde surgen las ideas’ es ‘de dónde sacar la inspiración que me mueva a la acción’.

Bien, aquí va un ejemplo personal, a partir de la letra de la canción de Luis Fonsi y DY.

A partir de ahora, tratá de pensar en tu PROYECTO de esta manera (y hablale así):

“Sí, sabes que ya llevo un rato mirándote”:

Si bien una idea puede surgir en un segundo, normalmente es el resultado acumulado de haberle dado vueltas una y otra vez a una cuestión, problema o negocio, hasta que la misma maduró lo suficiente como para manifestarse. Es más, puede que la idea que surgió no haya sido exactamente lo que estabas buscando, pero atendé y valorá lo que ha surgido, porque es producto de 100 mil millones de neuronas, conectándose entre sí (y trabajando para vos, gratis), en forma consciente e inconsciente. Sos vos mism@ en estado de evolución manifiesta.

“Me voy acercando y voy armando el plan”:

Nadie puede aprovechar una idea viéndola desde afuera… ¿Cuántas veces te ‘tiraron’ ideas y decidiste no hacer nada, por más ‘buenas’ que ‘alguien’ insistió en que eran?  De hecho a nuestras propias ideas no les damos curso si no las exploramos un poco más. Te propongo algo: a las que te seducen durante un segundo, quiero que les hagas un zoom virtual y las anotes, las pongas a un costado y comiences a pensar un plan para ellas. No tienen que ser algo que cambie el mundo, solo tienen que estar en línea con tu mensaje.

Se trata de ser congruente. Por ejemplo, me gusta la música, pero no estoy ahora describiendo una canción que me gusta de Alan Jackson, sino una que tiene que ver con tu costado emprendedor… ¿Ves? Todo tiene que ver con todo. Relacioná, conectá (con tu público al que servís), armá un plan, llévalo a la práctica. En el ejercicio está el liderazgo.

“Ya, ya me está gustando más de lo normal”:

La verdad que la idea de conectar ‘Despacito’ con el lado entrepreneur de las cosas me sonó algo superficial al principio (en realidad desubicado) pero de a poco (de hecho, mientras escribo) me va gustando más de lo normal. Hasta pienso que si en las metadata, título, H1, tags de WordPress escribo palabras relacionadas con la canción, el tráfico a mi blog será mayor…

Nunca pensé eso mientras escuchaba la canción (y la cantaba) en el auto, pero quiero que veas cómo la señales eléctricas del cerebro están a full, contribuyendo a mi idea. De hecho, una sustancia clave como la serotonina está siendo liberada por mi cerebro en este momento, lo que genera bienestar y felicidad (tendrías que ver mi cara mientras escribo! J y me permitirá mantener equilibrado mi estado de ánimo), algo que me ayudará en la reunión que tendré por la tarde…

“Solo con pensarlo se acelera el pulso”:

Claro, mi cerebro sigue funcionando; ya lo estoy visualizando en Linkedin, Twitter y demás. Ya veo likes y retweets. Y algún que otro comentario, de esos que se alinean con mi misión. Perfecto. El pulso se acelera. No tengo miedo de lo qué dirán. Sobre todo porque nunca me pensé que iba a escribir este post, sino que surgió y salió. Empiezo y termino. Otro ejemplo de ‘tarea cumplida’. De esas que ‘nutren’ al solopreneur, al emprendedor y a todos los que hacen negocios y venden sus servicios desde afuera.

“Y es que esa belleza es un rompecabezas”:

Fíjate que cualquier idea que quieras perseguir, de entrada puede generarte la idea de ‘es muy complicado’, ‘no sé de dónde voy a sacar (x recursos)’. Y si no lo pensás vos, alguien te lo va a decir. Claro que es un rompecabezas – si fuera fácil todos lo harían -.

Avanzá esa milla extra y, aunque sea despacito, hacelo.

Sustancias y sinapsis te estarán acompañando en silencio.

Pasá de la intención a la acción.

Y hacelo hasta que las olas griten Ay Bendito…!

Abrazo grande y buen fin de semana,

Alejandro

_____________________________________________________________________

Tu voz no debe ser considerada SPAM.

(comenzá ya tu cross fit mental...)

Una vez más: Tu voz no debe ser considerada SPAM.

A todos nos ha pasado alguna vez que nuestra opinión y perspectiva, en el medio de una reunión, tuvo menos valor que un consejo no pedido.

Fluimos con autoridad y aportamos con ganas, pero de las 6 personas que había en la reunión, solo una se nos quedó mirando…tan solo unos segundos más, para después voltearse hacia el nuevo foco de discusión grupal.

Y sí… lo sentimos: sentimos el impacto, pero tratamos de seguir. Al fin y al cabo, de eso se trata. “Tampoco es cuestión de sensibilidades durante un meeting tan importante” (pensamos), y hasta sonreímos sin ganas…

Pero no pasó una vez… ni dos… ya van varias – y la sensación de que volverá a pasar es tan cercana, que ya casi preferimos no hablar…total… ¿para qué?

Preferimos ahorrarnos el mal trago. Simultáneamente, todos los mecanismos de auto preservación se activan y ya estamos perfectamente preparados para poner a prueba la armadura.

Y damos comienzo así a la profecía auto cumplida: no hablamos por miedo a quedar mal parados, lo cual provoca que nadie sea consciente de nuestro valor; nuestro aporte (bien valorado alguna vez) se va desvaneciendo y…luego, bueno, ya no somos parte de ese comité, de ese grupo, de esa empresa.
Simplemente, dejamos de PERTENECER.
¿Y entonces? ¿Cómo romper el círculo antes de entrar en ese espiral descendente, francotirador de la autoestima?
Quiero que sepas 3 cosas:

 

  1. Cuál es la razón por la cual no te escuchan.
  2. Qué atributo fundamental define hoy el aprendizaje
  3. Cuál es la manera de salir de ese juego mental

 

Te la hago breve:

1. No te escuchan porque no te consideran autoridad en lo tuyo. Vos me estás leyendo porque yo logré venderme, no una vez sino una sumatoria de veces. Es decir, no fue suficiente con SABER, sino que tuve que mostrarte que SABÍA. No es sencillo, es como caminar por esas delgadas cintas tensas entre árbol y árbol, porque el riesgo de ‘sobrevenderte’ está siempre latente y la caída puede doler, pero ya viste cuál es el riesgo de NO hacerlo.

 

Moraleja: conviértete en “la” autoridad en lo tuyo; si estás en impuestos, que tu combinación de conocimiento para saber qué presentar y cuándo sea la más precisa; si estás en HR que tu habilidad para identificar al talento en la empresa y ubicarlo en la mejor posición sea inigualable, ¿se entiende?

2. El primer gran atributo del aprendizaje, ese que te va a posicionar (o te va a permitir seguir posicionado bien alto) es la RESPONSABILIDAD; digo, es tu responsabilidad aprender, vía twitter, blogs específicos, suscripciones de alto valor o cursos, lo que debes saber para estar un paso adelante. Ya no podés estar, como hace 15 años, esperando los cursos que acordarás con tu jefe durante la evaluación de desempeño. De tanto en tanto, en esas reuniones, todos tenemos nuestros 30” de fama. Aprovechalos. No para demostrar lo que leíste, sino para CONECTAR lo que aprendiste con lo que le está ‘doliendo’ al grupo en el cual estás.

Moraleja: no tenés que ser el más rápido de la jungla, pero como mínimo asegúrate de ser, al menos, el segundo más lento. Suscribite ya 2-3 publicaciones, autores o blogs que te generen confianza en cuanto al contenido.

3. La mejor manera de salir de este juego mental nocivo es la preparación. A todo lo que te trajo hasta aquí, míralo a los ojos y dale las gracias, pero es tiempo de ir por más. Rodeate de gente nueva, talentosa. Animate a hacer algo que no sepas (para que sientas lo que realmente se siente cuando no sabés – que no es tu caso!). Vos simplemente tenés que hacer un upgrade a tus conocimientos, nada más, como todos. Pero no te dejes estar, que todo allí afuera está cambiando a velocidad aumentada.

Moraleja: la buena noticia es que todas las profesiones están pasando por lo mismo; lo veo en Marketing cuando deben curar contenidos para audiencias internacionales, en Ventas cuando deben vender ‘insight’ a clientes que creen estar llenos de información, en Recursos Humanos cuando deben construir un ‘mindset’ global, en Management cuando hay que balancear tensiones dinámicas y opuestas y, en el universo digital, bueno, te imaginarás…

en pocas palabras, tu cross fit mental ejercitará tu influencia y alzará tu Voz…

Así que, aquí y ahora, entre nosotros, te pido que te sientes derecho, levantes el mentón, achines los ojos, muerdas las muelas y te prepares para reinventarte. Nadie te lo va a pedir. Yo te lo pido. Tenés mucho ‘camino’ encima sobre lo que pivotear y construir; solo ‘tunealo’ con las nuevas herramientas y el eco de tu voz volverá a llenar la sala; tu huella aún sigue vigente.

 

Alejandro

_________________________________

Comencemos a trabajar ahora; te acompaño en los ‘cambios’ que tengas que hacer a nivel gerencial: y organizacional

Brochure de Workshops de Capacitación Alejandro Delobelle

Ebook sobre Cultura Organizacional

Membresía de Alejandro Delobelle

Charlas Motivacionales y Desayunos Ejecutivos

 

Yo los vi descarrilar…

(3 incompetencias de los líderes de hoy...)

Hace un rato, mientras armaba una propuesta para un cliente que necesita desarrollar competencias de liderazgo para su equipo, me puse a pensar que COMPETENCIAS cruzaban, como factor común, a aquellos líderes que ví ‘descarrilar’ en todos estos años…

No fueron muchos, pero había algo que los identificaba.

Como lo que te voy a decir bien podría conformar un set de competencias gerenciales, les voy a poner nombres bien de management (así, si querés, después las podés revertir y te sirven, por oposición):

Aquí van, son 3:

  1. CREATIVIDAD INOPORTUNA
  2. PROACTIVIDAD IMPRODUCTIVA
  3. REACTIVIDAD DISFUNCIONAL

¿Suenan bien, no? Ok, solo suenan. Porque el daño que producen en el tejido de confianza organizacional suele ser enorme.

Veamoslas de a una…

  1. CREATIVIDAD INOPORTUNA: la defino como la habilidad irrefrenable de agregar recursos a un proyecto, propuesta de solución o conversación de ventas, cuando lo más recomendable, sano y viable sería mantener las cosas tal cual están, ‘como venían’. Esto es, aturdido por los mensajes sistemáticos que alientan a innovar y a ‘agregar valor’, el sesgo innovador de esta persona invade su conciencia y le demanda producir o tomar nuevas decisiones, que provocan demoras, redundan en desgastes de energía y terminan en conflictos innecesarios dentro de la comunidad en la que opera.

Puede que veas a “OTROS” en esta situación; sin embargo, prestá atención por si VOS caés en esta in-competencia.

  1. PROACTIVIDAD IMPRODUCTIVA: la defino como la habilidad irrefrenable de anticiparse siempre a lo que vendrá, cuando podría ser más inteligente el poner pausa, esperar, expandir el umbral de tolerancia y ver cómo se desarrollan los acontecimientos. Es decir, la ‘proactividad’ como tal, competencia requerida, valorada (y que no abunda), se convertirá en una molestia colectiva cuando esta persona no pueda controlarla e invada zonas de otros, que verán esto como un acto de falta de confianza y una reducción sistemática de SU (ex) territorio de creatividad, o como un deseo inconsciente de acreditarse logros vía ansiedad desenfrenada, que solo estimulará, para la próxima, a no hacer nada, total se sabe que ese jefe o jefa lo hará primero (lo que agravará el cuadro).

Puede que veas a “OTROS” en esta situación; sin embargo, prestá atención por si caés en esta in-competencia.

  1. REACTIVIDAD DISFUNCIONAL: la defino como la habilidad de hacer, hacer y hacer, rápido, sin contemplar si ya alguien, antes, había hecho o estaba haciendo algo. ‘Nada es excluyente – todo suma’ parece ser el lema para estas personas, que descartan el trabajo previo, minimizan la inteligencia que los rodea y se ponen en un lugar que los deja…casi en ridículo.

 

Puede que veas a “OTROS” en esta situación; sin embargo, prestá atención por si caés en esta in-competencia.

Yo sigo ahora preparando mi propuesta, pero que no te quepa duda que esas 3 (in)competencias no estarán en el programa.

¿Te resuena esto? Si tenés unos minutos me gustaría que escribas aquí debajo si te han resonado de alguna manera, alguna de ellas.

Buen fin de semana,

Alejandro

__________________________________

Esto te hará sentir bien..

(desarrollando tus músculos para el feedback)

Delobelle Inducción los primeros 30 días

Si los primeros 100 días de un CEO son fundamentales, los primeros 30 de cualquier profesional en un puesto, también lo son.

Por aquello de que “la primera impresión es la que cuenta”...sabés de qué hablo. Tu departamento de Selección trabajó mucho para capturar ese TALENTO – y tu objetivo es que no se vaya -. Y lo que te contaré ahora es una manera de defenderte contra su rotación mental y física.

Por eso quiero que te disciplines, como Jefe, Dueño o Director del Área, y reserves un espacio de agenda – 20′ – para conversar con la persona que ingresó, a los 15 y a los 30 días de su primer día.

Y que sea algo así lo que suceda:

Luego de unas preguntas generales (del tipo: cómo va todo? cómo fueron estas semanas? todo bien con la notebook que te dieron? Visitaste ya la Planta?…), es tiempo de que hagas preguntas que te ayuden a medir en qué medida la ‘cultura’ que definiste para tu equipo se percibe, a los ojos de alguien nuevo

Comenzá con estas cinco (que son más generales) y los 15 días reunite de nuevo y conversá sobre las otras 5 (que te darán un buen termómetro de la manera de operar y los valores presentes…). Recordá que tu intención es POSITIVA – y quiero que la mantengas así -, para construir CONFIANZA. No llegues a utilizar esto para capturar información de radio-pasillo. Y no pongas a la persona en el lugar de hablar mal de colegas, o te costará muchísimo después generar el hábito de mantener buenas conversaciones -.

Después de los primeros 15 días…

1.     ¿Cuánto tiempo más duraron esos ‘nervios del primer día?

2.     En estos 15 días, ¿te fuiste a casa con más trabajo o más preocupaciones de las que creías que ibas a encontrar?

3.     ¿Tuviste por casualidad alguna situación o conflicto que te haya impactado?

4.     ¿Sentís que entendés a qué nos dedicamos, cómo ganamos dinero y cuál es nuestro propósito fundamental?

5.     ¿Viste algún proceso que a simple vista pensás que podríamos mejorar?

Y después de los primeros 30 días…

6.     ¿Qué colegas te han sido de más ayuda, desde que ingresaste?

7.     ¿Sentís que estamos todos parejos, en cuanto a la calidad que brindamos y a la energía que ponemos en lo que hacemos, de cara a nuestros clientes (internos y externos)?

8.     ¿Hay alguien del área cuyo trabajo aún sea un misterio para vos?

9.     ¿Quién es esa persona que sentís que, aunque las cosas no estén saliendo como esperamos, siempre le pondrá una mirada positiva y hará un esfuerzo extra, para contagiar con su ejemplo su propia actitud?

10.  ¿Te da la impresión que esta es una empresa en la que vale la pena compartir las propias ideas, ya que en principio todas son escuchadas y valoradas?

Este músculo inicial conversacional, contiene las mismas fibras que las que se necesitan para dar un buen feedback. Buenas preguntas, ahí está la diferencia…

Venite a la 2da Clínica de Feedback | WORKSHOP ABIERTO (no importa la edad, posición o empresa)  del 9 DE MAYO para aprender a dar buen feedback y agregarle la cuota de HUMOR que te posibilita también pensarlo desde otro lugar. Te esperamos, habrá de estas técnicas y muchas más:

http://www.alejandrodelobelle.com/clinica-de-feedback

Nos vemos allí,

Alejandro

Los DILEMAS del feedback…

(¿quién no los tuvo?)

 

Aquí va el Dilema: 

 

“Si le digo lo que estoy pensando – tal como lo estoy pensando – casi seguro ‘pudriré’ la buena relación que teníamos hasta ahora y, muy posiblemente se termine desmotivando, con lo que al final estará él más lejos de lograr su objetivo y yo el resultado que busco…

Pero si NO le digo lo que estoy pensando seguirá cometiendo el mismo error, continuará manteniendo el mismo comportamiento y, lo que no me gusta, yo no estaría actuando desde mi rol de líder…

¿Qué hago?

Vamos por partes.

Lo primero es venir a nuestra 2da Clínica de Feedback con Humor, el Martes 9 de Mayo (hacé click ACÁ para más info).

Lo segundo, pensar que hay un PATRÓN que cruza todas las frases de arriba:

 

  • El miedo a lo que podría pasar con la relación
  • El miedo a no alcanzar tus resultados
  • El miedo a que la imagen que tenés de vos mism@ quede impactada
  • El miedo a que la situación continúe…

 

(sigo?)

El humor ayuda a tomar distancia de ciertas situaciones (como las de arriba) – y vamos a aprender cómo utilizarlo a tu favor, mientras seguís una secuencia de feedback efectiva -.

Aún quedan lugares para el workshop – y queremos que estés ahí!

Seguimos en contacto,
Alejandro