Tu performance es impactada por múltiples factores

Hay un balance invisible al que debes respetar...

(por Daniela Vagnenkos y Alejandro Delobelle)

Me contaba Alejandro que, el otro día, hablando con una experta consultora, reconocida y brillante, la escuchó decir:

“puedo hacer que cientos de gerentes cambien su manera de liderar, de delegar y sean así más efectivos, pero no puedo lograr que mi propio hijo deje su celular y se ponga a estudiar 2 horas, tal como es su responsabilidad. Y así estoy, no me siento bien con esto. Traté de armar un plan y que se adecue a eso, pero no funcionó. En realidad no le encuentro salida a su actitud, y me da lástima por él, porque sé que no quiere quedarse estudiando en las vacaciones… Honestamente, no sé por qué te cuento esto, pero… quiero que cambie y no sé cómo… ¿Te pasó alguna vez?”

Me sorprendió un poco el relato. No tanto la situación personal que se animó a contar, sino la honestidad con la que se abrió esta ‘madre’ a compartirla. No estuve ahí, pero asumo que debió de sentirse agobiada internamente, como para ‘pedir ayuda’ implícitamente… No es extraño: la verdad es que recibimos muy seguido este tipo de ‘llamados’, pero nunca con tantas ‘señales’ incluidas…

Te cuento lo que sentí apenas escuché esta historia: no creo que le falte a esta señora algún tipo de capacidad intelectual para comprender cómo hacer que un proceso de cambio funcione, de hecho hace de eso su forma de vida – es más, logra que cientos de personas modifiquen su sistema de trabajo, por lo que dice – . Pero cuando ya no es parte de su ‘trabajo’, cuando la cosa ya no cae entre las ‘8:30 y las 17:30’, cuando no le pagan por eso y cuando las emociones están en juego, no puede descifrar las reglas de un juego muy distinto.

No es casualidad que estés leyendo este post en este momento.

Y no lo hubiera escrito si no supiera que hay alguien del otro lado deseando hacer algún cambio importante, parecido al de esta señora, con algún grado de frustración inicial, pero con alto deseo de que se convierta, finalmente, realidad.

¿Y qué le dijiste? – le pregunté a Alejandro, mi esposo.

“Que no estaba siendo inteligente” – (a veces no sé cómo se anima a ser tan directo…)

¿Y cómo lo tomó” – le pregunté

Y me relató: “le pregunté si los cambios que lograba en la gente eran “rápidos o llevaban un tiempo”. Y me contestó con certeza. Le pregunté si eran “fáciles o si requerían esfuerzo”, y me contestó con seguridad. Le pregunté si eran “casuales, espontáneos o si los había planificado antes, usando técnicas” y no dudó; le pregunté si “mantenía la distancia del consultor o si tenía que lograr una conexión con su audiencia para ayudarlos” y asintió inmediatamente

Y fue exactamente ahí cuando sucedió, cuando esa madre, detrás de la ‘consultora’ sintió un click interno y le dijo:

“ok, ok, creo que entiendo lo que me estás queriendo decir… un cambio real requiere esfuerzo, planificación, técnicas y conexión antes de que pueda ver cambios reales, es así?

Es así.

No por quitarle el celular, ni por ponerlo en penitencia, ni por una sola charla, ni por que haya asentido a tu pregunta “me entendés” significa que tu hij@ haya comprendido el mensaje. Significa que te escuchó, pero no que YA esté dispuesto a comenzar su cambio.

En otras palabras – y si quieres realmente ayudarlo (y no porque ‘te de lástima que se pierda las vacaciones’, ni porque ‘solo sea su responsabilidad’, ni porque ‘es un buen plan al que se debería adecuar’ ni porque ‘te quieras sentir bien‘) sino porque tu amor por él/ella no te permite resignarte al ‘YA NO SÉ QUÉ HACER’… es tiempo que hagas sonar tus ‘2 campanas’….

La ley de las 2 campanas dice que todo cambio sucede a partir de 2 impulsores fuertes: o porque hay algo adentro tuyo que está en un estado biológico de incongruencia, de tensión emocional sistemática y por eso ‘suena’ continuamente, pidiéndote que hagas algo (en este caso, algo por tu hijo) o, hay algo que te resonó desde afuera (en este caso esta lectura) y ella está haciendo que quieras empezar a hacer algo ahora, para modificar esa incongruencia que, te diste cuenta, pasó a ser manifiesta (hasta antes de esta lectura quizás existía, pero estaba en estado ‘latente’).

Y si la incongruencia puede ser biológica y natural, el que hagas algo para contrarrestarla no lo es: va a requerir paciencia, tolerancia, escucha, diálogo, apertura mental y algo de negociación, todas habilidades que requieren un poco más de procesamiento mental, ergo, que hay que aprender.

Empezando por querer escuchar cualquiera de las 2 campanas.

Siguiendo por querer observar las SEÑALES del camino, que te permitirán DARTE CUENTA de que el CAMBIO esta en marcha, vos estás al mando y el foco… es tu hij@.

Y confirmando el querer ser parte de nuestra comunidad: te seguiremos mostrando cómo mejorar tus técnicas, desaprender algunas creencias y fortalecer la conexión con tu hij@ en este programa “el Desafío de las 10 Señales”, el cual comienza el 20 de Agosto y al que podrás acceder GRATIS una vez adquieras el ebook “Equilibrio Emocional: un nuevo Modelo de Crianza”     >>>

Sigamos charlando y haciendo sonar, cada vez más fuertes, tus propias campanas!

Daniela y Alejandro

__________________________________________________________________________

¿Ya querés abandonar amig@, largar todo y renunciar al desafío que te habías propuesto?

Pará, nadie dijo que sería fácil...

NO. Aún no. Esperá.

No es tan grave. Puede que estés desanimad@ pero… ¿quién no lo estuvo alguna vez?

NO abandones

Volvé AHORA a tu POR QUÉ, a tu Motivo. Eso que te hizo, perseguir lo que ahora ponés en duda*.

Rescatá lo que te movilizó cuando lo definiste, porque quizás era otro momento y lugar, así que tendrás que hacerle un ‘upgrade‘ a ese sueño, porque, por suerte, no era tan fácil como parecía, tan simple como decían y tan sencillo como pintaba – si no… lo harían todos -.

Es más: se ve que no es para TODOS.

Pero sí para VOS, que sabés, interiormente, que estás a la altura del desafío y que, si bien te faltan cosas por aprender, ese esfuerzo por expandir tu zona de grandeza o resultados no es nada comparado a la sensación interna que ya sentiste otras veces, mientras lo lograbas.

¿Te acordás cuando cerraste ese acuerdo, cuando diste esa presentación memorable sobre resultados, cuando ayudaste a alguien de tu equipo a que volviera a confiar en sí mismo, cuando ideaste un prototipo o cuando tu creatividad generó un ‘blockbuster’ de aquellos?

¿Y lo de recién? ¿Y lo que me pasó? ¿Y la verguenza, fracaso, descrédito, papelón, que acabo de pasar, qué?

Nada, solo la manera que tiene el Destino de ver de qué madera estás hech@. No le des mucha vuelta y andá por el empate. Qué digo por el empate, por la gloria. Nadie se acordará de esto cuando las cosas, muy pronto, se encaminen, tomen de nuevo el rumbo que habías marcado.

Levantá el mentón y ponete en marcha. Pensalo así: solo bajaste a la colectora un rato, te perdiste un poco. Nada tan grave. Volvé a la autopista. A esa velocidad crucero que te lleva a ese destino.

Hay gente que necesita lo que sabés y requiere lo que vendés.

Manejá tu mente. Es compleja, pero tiene un punto débil: cree en lo que le digas.

¿Game over? Falta mucho; te doy 3 ‘vidas’ más si querés. Y vos date las siguientes tres.

Acordate aquello de que “si no estás cometiendo muchos errores, es porque estás volando demasiado bajo”

Una vez más: salí a tomar aire. Poné las cosas en perspectiva.

Conectate con lo que realmente vale.

Hacé así: tomate 5 minutos y AGRADECÉ, mentalmente, no ‘todo’ lo que tenés, sino aquello (y a aquellos) que te ayudaron a llegar donde estás. Ahí ya tenés un motivo para no abandonar.

Tomate otros 5 minutos para decidir CUIDAR aquello que, ahora sí, tenés. Porque requirió de esa voluntad, esfuerzo y habilidad que hoy ponés en duda. Mirá a tu alrededor, mirá a los ojos a un par de humanos chiquitos y decime cómo podrías seguir sosteniendo ese argumento…

Y por último, PERSEGUÍ de nuevo esa presa que se te escapó, u otra. No pierdas de vista el aro. Y si la ’embarraste’, hacé algo al respecto, primero para solucionarlo y, si no, para empezar, estarás en paz con vos mism@.

¿Estamos?

Te mando un abrazo y espero que llegue ‘a tiempo’. Contame.

Alejandro

_____________________

*Pd. Si no tenés un motivo fuerte, eso es, muy posiblemente, lo que hace que quieras querer largar todo apenas algo no sale acorde a tus expectativas. Pensalo ahora, dale forma y, a partir de ahora, hacé que se convierta en tu cable a tierra cuando tengas, frente tuyo, cada ‘tormenta perfecta

 

¿Y si hoy no vendés nada?

…y pasás un tiempo…

 

frases de venta

… renovando tu compromiso con lo que te hace (o te hará) un gran vendedor?

quizás sería…

hablando, con un par de ‘viejos’ clientes, para ver por dónde pasan hoy sus preocupaciones, pero también…

·     Pensando, qué otras soluciones podrían complementar tu oferta actual;

·     Leyendo, sobre aquello de lo que suele hablar tu cliente target;

·     Investigando, a la competencia y su propuesta de valor;

·     Indagando, con vos mismo, qué bloqueos o creencias podrían estar deteniendo tu máximo potencial;

·     Aprendiendo*, de otros colegas cómo obtienen sus resultados (quizás hay una manera más práctica, más rápida, menos costosa de hacer lo mismo);

·     Repasando, viejas técnicas de ventas que resisten el paso del tiempo;

·     Buscando, feedback de tu jefe (o alguien que te conozca) sobre tus técnicas y estrategias de venta;

·     Escuchando, al cliente con la intención de solucionarle realmente su problema;

·     Facilitando, la operación del cliente, ayudándolo a tomar una gran decisión de compra;

·     Decidiendo, definitivamente, moverte de esa seductora zona de confort que estás construyendo sin darte cuenta;

·     Valorando, tus capacidades, una a una, así como tu experiencia;

·     Agradeciendo, a las personas que te permiten seguir vendiendo;

·     Cuidando, algo que trascienda tus fronteras y proteja los bienes y recursos de alguien más y…

·     Persiguiendo, ese sueño original, que te obliga y te alienta a hacer y proteger todo lo que leíste arriba?

…estarías más confiado para la próxima venta? ¿Pensás que impactaría en tu próximo cliente?

Acordate que las técnicas de venta son solo una pequeña-gran parte de tus resultados. Pero para hacer de la VENTA un estilo de vida, para seguir queriendo esa profesión y para poder convertirte en un referente, sin siquiera haberte propuesto querer serlo, tenés que tener bien presente la otra gran parte: la que hace que el listado de arriba sea…un hábito más en tu repertorio de excelencia.

Alejandro

Pd. Tranquilo, un vendedor nunca deja de vender(se). Ni hoy ni nunca.

* Me refiero al programa 4 PLATAFORMAS que lanzaré en breve; dale una mirada: va desde tu fortaleza interior hasta el diseño de la propuesta de negocios (mi mejor programa hasta ahora!) – Hacé click AQUÍ.

 

Programa Virtual para Consultores “4 Plataformas”

(porque nadie te entrena para ser un gran Consultor)

No te lo digo yo, te lo dice Seth Godin.

 

Y yo le creo.

Yo ME lo creo.

Taller para Consultores Godin

Hace 7 años trabajaba como Gerente en un empresa y hoy, eso ya es un buen recuerdo.

¿Difícil el salto?

Sí. Y no.

¿Por qué?

Porque es más fácil cuando tenés un mapa de ruta…

MIrando en perspectiva, ese ‘mapa de ruta’ pivoteó por 4 PLATAFORMAS, en las que me apoyé (y lo sigo haciendo) para apalancar mis resultados:

 

  1. PSICOLOGÍA ESTRATÉGICA
  2. MARKETING INTENCIONAL
  3. INFLUENCIA INTELIGENTE
  4. TECNOLOGÍA DE DISEÑO

 

Los estoy volcando a papel (una antiguedad, pero primero escribo en papel y después en teclado!) para que vos lo puedas replicar.

 

Sumate a la lista de notificación así te aviso cuando lance el programa.

No falta mucho; dale una mirada.

 

Podría ahorrarte mucho tiempo, dinero y energía (y acelerar tu compromiso con tu sueño), mientras solucionás problemas o apoyás las aspiraciones de tus clientes.

 

Estamos en contacto!

Alejandro

__________________________________________________

¿Tenés 15′ para presentar? No los desperdicies.

(con un powerpoint desastroso...)

Hoy estaré dando una charla a unas 70 personas y a fin de mes otra, a unas 120.

BORED BOSS

Entre nosotros, puedo decir que la paso muy bien mientras lo hago.

Disfruto las semanas previas, buscando información, planificando, diseñando contenidos y buscando ese ‘extra’ que hará la charla memorable.

Ese ‘algo’ , único e intencional, se supone que debe quedar ‘en el aire’, una vez terminada la exposición…

Para eso, suelo apoyarme en imágenes.

Y ahí entra el Powerpoint, que tiene vida propia, a mis espaldas.

En confianza, podría decirles que ahora lo manejo muy bien.

Pero no siempre fue así…

No siempre el diseño fue mi fuerte (aunque en esos momentos yo creía que sí…)

Por ejemplo, acabo de encontrar este slide del 2007, que presenté en una reunión:

bad powerpoint

Solo hace 10 años atrás, este tipo de slides me hacían sentir orgulloso.

Hoy ya no…(y bueno, uno crece…)

¿Pueden imaginarse en un salón de reuniones, con una mesa en “U” la atención que podrían estar prestándome los que estaban en la cabecera opuesta?

No te tiene que pasar lo mismo.

¿Tenés una presentación pronto?

Te enseño 3 secretos que yo mismo utilizo, para que puedas usarlos en tu próxima presentación:

1) Usá tipografías originales: no más de 3 distintas por presentación. Podés descargarlas de www.dafont.com: dedicale un tiempo porque hay muchas, pero la tipografía hace la diferencia. Inclusive, dicen que tiene que ver con tu actitud en ese momento. TIP: Sea como sea, nunca (en tu vida!), al menos profesional, uses la Comic Sans!

2) Usá imágenes en alta resolución: porque con ellas capturás la atención de la audiencia y se convierten en tu carta de presentación en silencio. Creéme: cómo no todo el mundo tiene el tiempo para buscar buenas imágenes, quien lo hace marca la diferencia. Para poner una imagen que estirada se pixele, no pongas nada. Tip doble: nunca más dejes que aparezcan en tu ppt, ni marcas de agua (tienen derechos de uso – a menos que las compres no te arriesgues -) ni gente falsa contenta!

3) Explicá al principio de qué vas a hablar y luego, resumí al final: primero, porque la gente quiere saber de qué le vas a hablar – se predispone a escucharte (a veces no le queda otra!) pero, si lo va a hacer, ayudalos a que te puedan seguir. Y el cierre es porque les terminás de confirmar cuáles son tus ideas fuerza. Es decir, mientras vos estás quitando tu notebook para que el que sigue la conecte, y la gente está en el coffee-break, de lo que deberían estar hablando es de tu resumen final, tu mensaje, tu CTA (call to action).

 

No hace falta que te diga lo importante que es ir tomando confianza en este tipo de presentaciones, que hacen a tu identidad profesional, te asocian con tu mensaje y ponen de manifiesto tus valores. En otras palabras, tu liderazgo en acción.

 

Si te sirvieron estos tips, el programa “4P” (4 Plataformas) que estaré lanzando en breve te va a servir mucho más, en forma acelerada. Sumate a esta lista que estoy armando, que yo lo sigo diseñando: https://liderazgoyventas.lpages.co/programa-consultores/

Hasta la próxima,

Alejandro

__________________________________

Likes & Clicks: la matemática equivocada del Consultor

Es tiempo de que lleves bien alto esta profesión

  

 Me animo a decir que hay una nueva ‘raza’ de consultores que se está gestando.

No trabajan en las Big Four (Ernst & Young, Deloitte, PricewaterhouseCoopers y KPMG) sino que son más ‘knowmads’: se educan continuamente, promocionan su valor agregado, prestan sus servicios y luego se movilizan hacia la siguiente cuenta, esperando haber generado, con su conocimiento o solución, los primeros grados de lealtad, para que la relación comercial se replique en el tiempo.

Digitalmente alertas y obligados a estar un paso adelante, adoptan, adaptan y conectan nuevas herramientas a la cultura de sus clientes.

Pero no es tan fácil como pareciera ser, ni es tan verde el pasto como uno quisiera, ni están todos los clientes desesperados por contratarlos.

Al contrario.

Cada vez cuesta más ganar la confianza de un cliente, ser elegido en una licitación, aguantar la caída de una operación o demostrar el diferencial que brinda la marca propia.

Y eso, cuando toma un ritmo desfavorable y en espiral negativo, comienza a socavar la propia confianza y pone en jaque el potencial para generar resultados, a la vez que inicia el proceso de desgaste de energía personal y, en ciertos casos, termina sembrando involuntariamente semillas de duda sobre la propia capacidad en el Cliente, lo cual…en esta profesión, es casi un pecado capital.

“Pero yo hago todo bien.. leo, asisto a webinars, escucho charlas, escribo en mi blog…”

Hagamos matemáticas…

Si desde Noviembre de 2014 – fecha de mi primera publicación -, sólo 5/145 publicaciones pasaron los 1500 ‘clicks’, significa que más del 95% de mis artículos fueron leídos por un grupo interesante pero NO numeroso de lectores…

Y que MENOS del 5% de mis publicaciones superó esa primer barrera…

Y que necesité 145 publicaciones en total para lograr que SÓLO 2 rompieran la mega barrera de las 3000 visualizaciones – o clicks -…

Algo no está bien…

¿Significa que tendría que dejar de escribir – o reservar mis ideas solo para cuando la ‘inspiración’ sea perfecta?.

¿Significa que no comprendo cuáles son las áreas que más atraen la atención o capturan el interés del segmento al que sirvo?

¿Significan que no soy tan buen consultor como creía y que tendría que ir pensando en conseguir ‘otra cosa’?

NO.

Porque los resultados muestran todo lo contrario.

No perdamos el eje…

 

No hay correlación DIRECTA entre esos bajos porcentajes y mis resultados, que muestran un crecimiento sostenido, no solo en cantidad de clientes, sino en los niveles de confianza con ellos, que a la vez construyen y la plataforma sobre la que pivotearé los próximos años.

Y entonces, si no son los clicks, rts y demás, ¿cuáles son los indicadores reales, los que hay que mantener a raya – acá afuera – para sentir que la ‘cosa se mueve’ ?

Acá va mi opinión: las 4 verdaderas plataformas sobre las que tenés que apoyarte y trabajar, tienen que ver con la calidad de los recursos que utilices para construir en vos una MENTALIDAD específica, me refiero a una arquitectura interna de creencias que provoquen un blindaje particular a la ansiedad y a los miedos, mientras te alientan por dar y conseguir más y más;

…pero también un POSICIONAMIENTO integral, para que estés donde tenés que estar (no me refiero a ‘Instagram’, sino a la mente de tu cliente potencial);

…de manera que puedas llegar con presencia intacta a esa gran reunión con el cliente y puedas VENDER tu solución – y lograr que te pidan que armes ‘algo’;

…y que ese ‘algo’ se convierta en un diseño único, una PROPUESTA que te entusiasme tanto que se note, desde la tipografía que usás hasta la singularidad del enfoque que presentás.

¿Te resuena todo esto?

En mi caso, tomando MENTALIDAD, integro siempre una tríada de pensamientos-fuerza:

1.     “mi mejor artículo aún no lo escribí; mi mejor curso, aún no lo dí

2.     “quiero primero conectar, después influenciar”

3.     “esto se trata, para mi, de facilitar los objetivos de alguien más, luego, de que alguien quiera convertir esa perspectiva en acción y, después, de que esa decisión se traduzca en una experiencia de valor para todos”

¿Cuáles son los tuyos?

Alejandro

__________________

> Te adelanto que estoy diseñando un PROGRAMA para que, los que han tomado (están y estarán en breve tomando) la decisión de poner en marcha su sueño de tener una Consultora, de convertir su experiencia + conocimiento en VALOR para tus Clientes y de elevar su propia vara, hasta donde no lo hubieran pensado aún, tengan un buen ‘gps’ a mano, que haga de su modelo de negocio consultivo, un éxito.

[Porque no me cierra que solo el 10% de los emprendimientos nuevos sean exitosos – al menos los que tienen que ver con brindar un servicio de conocimiento a alguien ].

[Porque si bien me gusta el lema “Mejor Hecho que Perfecto” (“done is better than perfect”), quiero reducir tu brecha inicial al máximo]

[Porque hay un mercado ahí afuera que precisa propuestas de calidad – y nuestro rol como consultores es hacerles el trabajo más simple, para que ellos se enfoquen, a su vez, en su propia Misión].

Si te interesa, hacé click en el link o en la foto que te cuento más…

Programa de Capacitación para Consultoras

Seguí leyendo »

Consultor, dale una leída a este material!

(y practicá inglés - que lo vas a necesitar -)

O te digo lo que lees en todos lados – o no.

“…que la Gestión del Talento en los últimos años acaparó el interés de la Dirección” o que…

“…se convirtió en una estrategia crucial para las organizaciones”, porque…

“…la gente es la que permite lograr los objetivos e implementar la estrategia”

o…

…te comparto algo que te sirva concretamente, en tu próxima reunión de / con RH.

Sea para discutir tus objetivos o, al momento de mostrar un ‘deliverable’ de tu gestión.

O al momento de contar con evidencia para influenciarlos…

Vamos por estas últimas.

Para empezar, dale una leída a este material, con el que me entreno y preparo muchas de mis presentaciones (click en la foto):

Recursos Humanos | Alejandro Delobelle

Buena semana!

Alejandro

__________________________

 

3 maneras de prevenir la ‘delegación en reversa’

(y volver a tomar el control de tus tiempos)

Sabés de qué hablamos cuando hablamos de delegar.

De hecho ya te mostré una metodología para hacerlo en este video,¿ te acordás?

Ok, avancemos un poco más.

El tema es cuando, habiendo hecho lo que te explicaba en el video, lo que delegaste, te vuelve. Como un boomerang.

Y no sería tan importante – ni merecería una publicación – sino fuera porque detiene tu crecimiento, limita el ejercicio de responsabilidad de tu gente, daña la confianza, impacta en resultados, no te permite terminar de administrar tu agenda, daña tu propia performance y… ¿sigo?

¿Por qué pasa esto?

NO por casualidad, sino como respuestas a 3 comportamientos comunes del líder (y te estoy hablando a vos):

1.   Sos un fanátic@ del control y del perfeccionismo (es tu (in)competencia de micromanaging manifestándose a pleno); [TIP: re enfocate en lo estratégico, urgente]

2.   En tu equipo hay algunos ‘vivos’ que la tienen muy clara cuando se trata de sacarse trabajo de encima y ‘devolverte’ la pelota’ – y vos no te das cuenta; [TIP: buscá que este modus operandi no se contagie al resto del equipo]

3.   En el medio del proceso de “delegación” te agarra la necesidad de ayudar, y te metés de más, tanto que la otra persona termina diciendo: “sabés qué? , hacelo vos”! (no hace falta que lo exprese literalmente – pero ya comenzó su proceso de desencanto). [TIP: nunca delegues lo que te gusta mucho hacer]

¿Y qué hacemos?

Vamos con 3 frases que tenés que tener a mano, para que no te suceda:

1.   “Te escuché sugerirme ideas para que lo hiciera distinto, pero vos, ¿qué harías? – Me interesa que esto lo trabajemos en equipo”

2.   “Quizás no me expliqué bien: no estaba pensando en algo que yo debería hacer sino que te preguntaba cómo vos podrías darle seguimiento a esto, para que no vuelva a pasarnos lo que nos pasó”

3.   “En tu evaluación de desempeño acordamos que la ‘orientación a resultados’ sería una de las competencias a trabajar este año… ¿No creés que es una buena oportunidad para ponerla en práctica? ¿Algo te lo impide?

(puede que la persona te diga: “sí, que es más fácil para vos, que tenés autoridad”,por lo que podrían decirle “claro, es más fácil para mi, pero es mejor para vos intentarlo”)

¿Te sirvió? ¿Conocés otras maneras de prevenirlo? Comentá aquí debajo si podés!

Saludos / Alejandro

___________________________

Cómo mezclar “Despacito”, Neurociencia y Entrepreneurship

(muéstrame el camino que yo voy...)

Cómo mezclar Despacito, Neurociencia y Entrepreneurship

Tan importante cómo ‘de dónde surgen las ideas’ es ‘de dónde sacar la inspiración que me mueva a la acción’.

Bien, aquí va un ejemplo personal, a partir de la letra de la canción de Luis Fonsi y DY.

A partir de ahora, tratá de pensar en tu PROYECTO de esta manera (y hablale así):

“Sí, sabes que ya llevo un rato mirándote”:

Si bien una idea puede surgir en un segundo, normalmente es el resultado acumulado de haberle dado vueltas una y otra vez a una cuestión, problema o negocio, hasta que la misma maduró lo suficiente como para manifestarse. Es más, puede que la idea que surgió no haya sido exactamente lo que estabas buscando, pero atendé y valorá lo que ha surgido, porque es producto de 100 mil millones de neuronas, conectándose entre sí (y trabajando para vos, gratis), en forma consciente e inconsciente. Sos vos mism@ en estado de evolución manifiesta.

“Me voy acercando y voy armando el plan”:

Nadie puede aprovechar una idea viéndola desde afuera… ¿Cuántas veces te ‘tiraron’ ideas y decidiste no hacer nada, por más ‘buenas’ que ‘alguien’ insistió en que eran?  De hecho a nuestras propias ideas no les damos curso si no las exploramos un poco más. Te propongo algo: a las que te seducen durante un segundo, quiero que les hagas un zoom virtual y las anotes, las pongas a un costado y comiences a pensar un plan para ellas. No tienen que ser algo que cambie el mundo, solo tienen que estar en línea con tu mensaje.

Se trata de ser congruente. Por ejemplo, me gusta la música, pero no estoy ahora describiendo una canción que me gusta de Alan Jackson, sino una que tiene que ver con tu costado emprendedor… ¿Ves? Todo tiene que ver con todo. Relacioná, conectá (con tu público al que servís), armá un plan, llévalo a la práctica. En el ejercicio está el liderazgo.

“Ya, ya me está gustando más de lo normal”:

La verdad que la idea de conectar ‘Despacito’ con el lado entrepreneur de las cosas me sonó algo superficial al principio (en realidad desubicado) pero de a poco (de hecho, mientras escribo) me va gustando más de lo normal. Hasta pienso que si en las metadata, título, H1, tags de WordPress escribo palabras relacionadas con la canción, el tráfico a mi blog será mayor…

Nunca pensé eso mientras escuchaba la canción (y la cantaba) en el auto, pero quiero que veas cómo la señales eléctricas del cerebro están a full, contribuyendo a mi idea. De hecho, una sustancia clave como la serotonina está siendo liberada por mi cerebro en este momento, lo que genera bienestar y felicidad (tendrías que ver mi cara mientras escribo! J y me permitirá mantener equilibrado mi estado de ánimo), algo que me ayudará en la reunión que tendré por la tarde…

“Solo con pensarlo se acelera el pulso”:

Claro, mi cerebro sigue funcionando; ya lo estoy visualizando en Linkedin, Twitter y demás. Ya veo likes y retweets. Y algún que otro comentario, de esos que se alinean con mi misión. Perfecto. El pulso se acelera. No tengo miedo de lo qué dirán. Sobre todo porque nunca me pensé que iba a escribir este post, sino que surgió y salió. Empiezo y termino. Otro ejemplo de ‘tarea cumplida’. De esas que ‘nutren’ al solopreneur, al emprendedor y a todos los que hacen negocios y venden sus servicios desde afuera.

“Y es que esa belleza es un rompecabezas”:

Fíjate que cualquier idea que quieras perseguir, de entrada puede generarte la idea de ‘es muy complicado’, ‘no sé de dónde voy a sacar (x recursos)’. Y si no lo pensás vos, alguien te lo va a decir. Claro que es un rompecabezas – si fuera fácil todos lo harían -.

Avanzá esa milla extra y, aunque sea despacito, hacelo.

Sustancias y sinapsis te estarán acompañando en silencio.

Pasá de la intención a la acción.

Y hacelo hasta que las olas griten Ay Bendito…!

Abrazo grande y buen fin de semana,

Alejandro

_____________________________________________________________________

Tu voz no debe ser considerada SPAM.

(comenzá ya tu cross fit mental...)

Una vez más: Tu voz no debe ser considerada SPAM.

A todos nos ha pasado alguna vez que nuestra opinión y perspectiva, en el medio de una reunión, tuvo menos valor que un consejo no pedido.

Fluimos con autoridad y aportamos con ganas, pero de las 6 personas que había en la reunión, solo una se nos quedó mirando…tan solo unos segundos más, para después voltearse hacia el nuevo foco de discusión grupal.

Y sí… lo sentimos: sentimos el impacto, pero tratamos de seguir. Al fin y al cabo, de eso se trata. “Tampoco es cuestión de sensibilidades durante un meeting tan importante” (pensamos), y hasta sonreímos sin ganas…

Pero no pasó una vez… ni dos… ya van varias – y la sensación de que volverá a pasar es tan cercana, que ya casi preferimos no hablar…total… ¿para qué?

Preferimos ahorrarnos el mal trago. Simultáneamente, todos los mecanismos de auto preservación se activan y ya estamos perfectamente preparados para poner a prueba la armadura.

Y damos comienzo así a la profecía auto cumplida: no hablamos por miedo a quedar mal parados, lo cual provoca que nadie sea consciente de nuestro valor; nuestro aporte (bien valorado alguna vez) se va desvaneciendo y…luego, bueno, ya no somos parte de ese comité, de ese grupo, de esa empresa.
Simplemente, dejamos de PERTENECER.
¿Y entonces? ¿Cómo romper el círculo antes de entrar en ese espiral descendente, francotirador de la autoestima?
Quiero que sepas 3 cosas:

 

  1. Cuál es la razón por la cual no te escuchan.
  2. Qué atributo fundamental define hoy el aprendizaje
  3. Cuál es la manera de salir de ese juego mental

 

Te la hago breve:

1. No te escuchan porque no te consideran autoridad en lo tuyo. Vos me estás leyendo porque yo logré venderme, no una vez sino una sumatoria de veces. Es decir, no fue suficiente con SABER, sino que tuve que mostrarte que SABÍA. No es sencillo, es como caminar por esas delgadas cintas tensas entre árbol y árbol, porque el riesgo de ‘sobrevenderte’ está siempre latente y la caída puede doler, pero ya viste cuál es el riesgo de NO hacerlo.

 

Moraleja: conviértete en “la” autoridad en lo tuyo; si estás en impuestos, que tu combinación de conocimiento para saber qué presentar y cuándo sea la más precisa; si estás en HR que tu habilidad para identificar al talento en la empresa y ubicarlo en la mejor posición sea inigualable, ¿se entiende?

2. El primer gran atributo del aprendizaje, ese que te va a posicionar (o te va a permitir seguir posicionado bien alto) es la RESPONSABILIDAD; digo, es tu responsabilidad aprender, vía twitter, blogs específicos, suscripciones de alto valor o cursos, lo que debes saber para estar un paso adelante. Ya no podés estar, como hace 15 años, esperando los cursos que acordarás con tu jefe durante la evaluación de desempeño. De tanto en tanto, en esas reuniones, todos tenemos nuestros 30” de fama. Aprovechalos. No para demostrar lo que leíste, sino para CONECTAR lo que aprendiste con lo que le está ‘doliendo’ al grupo en el cual estás.

Moraleja: no tenés que ser el más rápido de la jungla, pero como mínimo asegúrate de ser, al menos, el segundo más lento. Suscribite ya 2-3 publicaciones, autores o blogs que te generen confianza en cuanto al contenido.

3. La mejor manera de salir de este juego mental nocivo es la preparación. A todo lo que te trajo hasta aquí, míralo a los ojos y dale las gracias, pero es tiempo de ir por más. Rodeate de gente nueva, talentosa. Animate a hacer algo que no sepas (para que sientas lo que realmente se siente cuando no sabés – que no es tu caso!). Vos simplemente tenés que hacer un upgrade a tus conocimientos, nada más, como todos. Pero no te dejes estar, que todo allí afuera está cambiando a velocidad aumentada.

Moraleja: la buena noticia es que todas las profesiones están pasando por lo mismo; lo veo en Marketing cuando deben curar contenidos para audiencias internacionales, en Ventas cuando deben vender ‘insight’ a clientes que creen estar llenos de información, en Recursos Humanos cuando deben construir un ‘mindset’ global, en Management cuando hay que balancear tensiones dinámicas y opuestas y, en el universo digital, bueno, te imaginarás…

en pocas palabras, tu cross fit mental ejercitará tu influencia y alzará tu Voz…

Así que, aquí y ahora, entre nosotros, te pido que te sientes derecho, levantes el mentón, achines los ojos, muerdas las muelas y te prepares para reinventarte. Nadie te lo va a pedir. Yo te lo pido. Tenés mucho ‘camino’ encima sobre lo que pivotear y construir; solo ‘tunealo’ con las nuevas herramientas y el eco de tu voz volverá a llenar la sala; tu huella aún sigue vigente.

 

Alejandro

_________________________________

Comencemos a trabajar ahora; te acompaño en los ‘cambios’ que tengas que hacer a nivel gerencial: y organizacional

Brochure de Workshops de Capacitación Alejandro Delobelle

Ebook sobre Cultura Organizacional

Membresía de Alejandro Delobelle

Charlas Motivacionales y Desayunos Ejecutivos